El Papa establece el ministerio de catequista

Francisco establece el ministerio laical de catequista: una necesidad urgente para la evangelización en el mundo contemporáneo, que debe realizarse de forma secular,

sin caer en la clericalización.



En una conferencia de presentación de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, la mañana del 11 de mayo, se presentó la de la carta apostólica en forma de "Motu proprio" del Papa Francisco, "Antiquum ministerium", que instituye el ministerio del catequista.


Intervinieron Monseñor Rino Fisichella, presidente del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización y Monseñor Franz-Peter Tebartz-van Elst, delegado para la catequesis del Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización.


Un ministerio nuevo, pero con orígenes antiguos


El nuevo ministerio tiene orígenes muy antiguos que se remontan al Nuevo Testamento: de forma germinal, se menciona, por ejemplo, en el Evangelio de Lucas y en las Cartas del Apóstol San Pablo a los Corintios y a los Gálatas. Pero “toda la historia de la evangelización en estos dos milenios”, escribe el Papa, “muestra con gran evidencia lo eficaz que ha sido la misión de los catequistas”, que han conseguido que “la fe fuese un apoyo válido para la existencia personal de cada ser humano”, llegando a “dar incluso la vida” por este fin.


El ministerio laical de catequista tiene también “un fuerte valor vocacional” porque “es un servicio estable prestado a la Iglesia local” que requiere “el debido discernimiento por parte del Obispo” y un Rito de Institución especial que la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos publicará próximamente.


El Papa invita también a las Conferencias Episcopales para que vayan estableciendo el proceso formativo y los criterios normativos necesarios para acceder a él.



Intervenciones


Monseñor Franz-Peter Tebartz-van Elst, señaló en su intervención que el Papa "se propone fortalecer el perfil catequético en la Iglesia no haciéndolo derivar del ministerio de la jerarquía, sino orientándolo hacia ella. Esto se expresa en su argumentación teológica y en la recién creada institución del ministerio del catequista".


Finalmente, identificó tres aspectos particulares, esbozados en el marco de una vocación autónoma para convertirse y ser catequista:

"En primer lugar, el ministerio del catequista se opone a una clericalización de los laicos y a una laicización del clero. En segundo, el ministerio catequético se desarrolla en una espiritualidad comunitaria y en una espiritualidad de la oración. Por último, es un servicio que se adquiere con una formación específica y sólida, por tanto, la calidad de la pastoral catequética sólo se garantiza cuando el catequista está acompañado y cualificado para esta vocación y tarea específica", concluyó.



Leer Carta Apostólica «Antiquum Ministerium» 


Conferencia de prensa (en italiano):


Fuente: Vatican News

93 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo